Dilmun

El instinto es algo de innato, no es debido al aprendizaje. El instinto, por su natura es arcaico, precede, simplifica, resume, es significado puro. Este sillón tiene una génesis instintiva. Sus líneas son simples, sin filtros y por eso inmediatamente comprensible. El diseño de Dilmun es un tesoro de formas indelebles, eterno, las mismas formas que contribuyen a hacernos disfrutar la misteriosa belleza cinética presente en el artefacto.